domingo, 20 de enero de 2019

Desafío y Destino de Charlotte Salomon



"Mientras la guerra continuaba, me senté junto al mar y vi la profundidad del corazón de la humanidad"

Charlotte Salomon.


Charlotee nace en Berlín allá por 1917, concretamente en el barrio Berlines de Charlottenburg y en el seno de una familia acomodada, ya que su padre era cirujano y profesor de cierto renombre en la universidad.

La vida transcurrió plácidamente hasta la inesperada muerte de su madre cuando ella tenía 8 años de edad, siendo en principio la causa del fallecimiento la enfermedad de la gripe. 

Charlotte lleva el nombre de su tía, hermana de su madre una joven que se suicidó a los 18 años, por lo tanto deducimos que lleva una carga desde el nacimiento.


Cuatro años más tarde el padre de Charlotte se casa con Paula Lindberf, una importante cantante que se encariña con la niña y la introduce en el mundo artístico.

En medio de todo eso el nacional socialismo va creciendo en Alemania.
Cuando Charlotte cumple los dieciséis años, los nazis alcanzan  el poder, teniendo que dejar la escuela pública.  





Contra todo pronóstico Charlotte es la única estudiante judía que es aceptada en la Escuela Nacional de la Academia de Bellas Artes. Allí aprende las técnicas tradicionales pero sus trabajos de esa época muestran la influencia de las obras modernas, milagrosamente salvaguardadas, en la biblioteca de la Academia.

Dos años más tarde, la presión de las políticas antisemitas del gobierno alemán hicieron que su inscripción fuese anulada y se le retirase un premio. Durante esos años vivió un romance con el músico Alfred Wolfson, que le doblaba la edad, y que fue un gran valedor de su obra y su talento, animándole a querer la pintura y a expresar su alma a través de la misma.


Cuando el 9 de noviembre de 1938 tiene lugar la aciaga noche de los cristales rotos, Charlotte ya no se encuentra en la Academia, entonces la situación se vuelve insoportable para ella y tras la detención de su padre, ella abandona Berlín, reuniéndose con sus abuelos en Francia, mientras que su padre y su esposa parten hacia Holanda.



"No quiero volverme loca, 

escribiré mi historia para no perder la cabeza" 

Carta de Charlotte Salomon a sus padres.


A los 24 años presencia cómo su abuela se arroja por la ventana de su casa de la Costa Azul, donde se habían refugiado huyendo de los nazis. 

Su abuelo le invita a seguir el destino de todas las mujeres de la familia, incluida su madre, a quien hasta ese momento ella creía muerta a causa de una gripe, sin embargo falleció de la misma manera que su abuela y su tía; arrojándose por la ventana. 



“Serás la próxima, le dice el abuelo”


La revelación sobre la maldición que pesa a las mujeres de la familia es devastadora para la joven Charlotte que se embarca como poseída en su obra.


 ¿Vida o teatro? un trabajo catártico y sanador, con el que trata de dar sentido a su vida, superar su pasado y ordenar el caos que le rodea. Entre 1940 y 1942 pintó casi 1.400 gouaches



“Venga, sigue adelante y mátate”

En 1942 la rivera francesa fue ocupada por el ejercito italiano, momento en el que Charlotte conoció a Alexander Nagler, otro refugiado alemán, también judío del que se enamoró. 
Regresaron a Villafranche, dónde se casaron y Charlotte quedó embarazada. Hicieron oficial su matrimonio en el ayuntamiento de Niza el 17 de junio de 1943, lo que sin duda los expuso abiertamente ante los alemanes. 
Éstos, enviaron al capitán de las SS; Alois Brunner para intensificar la búsqueda de refugiados judíos.



Por otro lado, se preparaba un rescate a gran escala de refugiados. Sin embargo, el capitán Brunner los detuvo antes de que pudiesen huir. 

El 24 de septiembre de 1943, fueron enviados al centro de procesamiento de Drancy cerca de París. Y el 7 de octubre de 1943 partieron en el tren nº60 sin saber hacia dónde se dirigían, viajando durante tres días hasta llegar a su destino final… el campo de concentración de Auschwitz. 



"Si no puedo encontrar ninguna alegría en mi vida o en mi trabajo, moriré"

Muriendo en la cámara de gas en Auschwitz, estando embarazada de cinco meses. 

Su padre, el conocido cirujano inventor de la técnica de la mamografía, logró sobrevivir al Holocausto, depositando la obra de su hija Charlotte en el Museo Judío de Berlín. 
Ella se la había confiado a su médico una maleta diciéndole: “Doctor, contiene mi vida entera”




“En el cielo todo es mucho más hermoso que en la tierra”

miércoles, 16 de enero de 2019

El día en que España suprimió la esclavitud.


Ley del 4 de julio de 1870 
(Ley Moret)


Me ha resultado curioso el desconocimiento que tenemos de la historia y que sea precisamente un gaditano quien suprimiese la esclavitud en España, hecho que se ha cruzado en mi camino. Debido a la intensa labor de investigación que me está llevando el próximo libro. 

Reinando en España Isabel II y siendo Ministro de Ultramar, Don Segismundo Moret y Prendergast, presentó la Ley preparatoria para la abolición de la esclavitud, conocida como Ley Moret que fue aprobada por las Cortes el 4 de julio de 1870.

Personaje controvertido, pero fundamental en la historia de España, ya que constituyó un pilar fundamental durante los reinados de Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII.

Aboliendo en principio la esclavitud en la forma y bajo las reglas que se expresan: Disposiciones para la emancipación de los esclavos existentes en Cuba y Puerto Rico



Artículo 1 

Todos los hijos de madres esclavas que nazcan después de la publicación de esta Ley, son declarados libres.

Artículo 2 

Todos los esclavos nacidos desde el 17 de septiembre de 1868 hasta la publicación de esta Ley son adquiridos por el Estado mediante el pago a sus dueños de la cantidad de 125 pesetas.

Artículo 3 

Todos los esclavos que hayan servido bajo la bandera española, o de cualquier manera hayan auxiliado a las tropas durante la actual insurrección de Cuba, son declarado libres. Igualmente quedan reconocidos como tales todos los que hubieren sido declarados libres por el Gobernador Superior de Cuba en uso de sus atribuciones. El Estado indemnizará de su valor a los dueños si han permanecido fieles a la causa española: si pertenecieren a los insurrectos no habrá lugar a indemnización.

Artículo 4 

Los esclavos que a la publicación de esta Ley hubieren cumplido sesenta años son declarados libres sin indemnización a sus dueños. El mismo beneficio gozarán los que en adelante llegaren a esa edad.

Artículo 5 

Todos los esclavos que por cualquier causa pertenezcan al Estado son declarados libres. Asimismo aquellos que a título de emancipados estuvieren bajo la protección del Estado entrarán, desde luego, en el pleno ejercicio de los derechos de los libres.

Artículo 6 

Los libertos, por ministerio de esta Ley, de que hablan los artículos 1 primero y 2 segundo quedarán bajo el patronato de los dueños de la madre, previa indemnización conforme a lo prescrito en el artículo 11.

Artículo 7 

El patronato a que se refiere el artículo anterior impone al patrono la obligación de mantener a sus clientes, vestirlos, asistirlos en sus enfermedades y darles la enseñanza primaria y la educación necesaria para ejercer un arte o un oficio. El patrono adquiere todos los derechos de tutor, pudiendo a más aprovecharse del trabajo del liberto sin retribución alguna hasta la edad de dieciocho años.

Artículo 8 

Llegado el liberto a la edad de dieciocho años, ganará la mitad del jornal de un hombre libre según su clase y oficio. De este jornal se le entregará, desde luego, la mitad, reservándose la otra mitad para formarle un peculio de la manera que determinen disposiciones posteriores.

Artículo 9 

Al cumplir los veintidós años, el liberto adquirirá el pleno goce de sus derechos, cesando el patronato, y se le entregará su peculio.



Artículo 10 

El patronato determinará también:

Por el matrimonio del liberto, cuando lo verifiquen las hembras después de los catorce años y los varones después de los dieciocho. Por abuso justificado del patrono en castigos, o por faltas a sus deberes, consignados en el artículo 7.
Cuando el patrono prostituya o favorezca la prostitución del liberto.

Artículo 11 

El patronato es transmisible por todos los medios conocidos en derecho y renunciable por justas causas.
Los padres legítimos o naturales que sean libres podrán reivindicar el patronato de sus hijos abonando al patrono una indemnización por los gastos hechos en beneficio del liberto.
Disposiciones posteriores fijarán la base de esta indemnización.


Artículo 12 


El Gobernador Superior Civil proveerá en el término de un mes desde la publicación de esta Ley las listas de los esclavos que estén comprendidos en los artículos 3 y 5.

Artículo 13 


Los libertos y libres a que se refiere el artículo anterior, quedarán bajo la protección del Estado, reducida a protegerlos y proporcionarles el medio de ganar su subsistencia sin coartarles de modo alguno su libertad.

Los que prefieran volver al Africa serán conducidos a ella.


Artículo 14 

Los esclavos a que se refiere el artículo 4 podrán permanecer en la casa de sus dueños, que adquirirán en este caso el carácter de patronos.

Cuando hubieren optado por continuar en la casa de sus patronos, será potestativo en éstos retribuirlos o no; pero en todo caso, y especialmente en el de imposibilidad física para mantenerse por sí, tendrán la obligación de alimentarlos, vestirlos y asistirlos en sus enfermedades, como también el derecho de ocuparlos en trabajos adecuados a su estado.

Si se negare el liberto a cumplir la obligación de trabajar, o produjere trastornos en la casa del patrono, la Autoridad decidirá oyendo antes al liberto.

Artículo 15 

Si el liberto por su voluntad saliese del patronato de su antiguo amo, no tendrán ya efecto para con éste las obligaciones contenidas en el precedente artículo.

Artículo 16 

El Gobierno arbitrará los recursos necesarios para las indemnizaciones a que dará lugar la presente Ley por medio de un impuesto sobre los que, permaneciendo aún en servidumbre, estén comprendidos en la edad de once a sesenta años.

Artículo 17 

El delito de sevicia, justificado y penado por los Tribunales de justicia, traerá consigo la consecuencia de la libertad del siervo que sufriese el exceso.


Artículo 18 

Toda ocultación que impida la aplicación de los beneficios de esta Ley será castigada con arreglo al Título XIII del Código penal.


Artículo 19 

Serán considerados libres todos los que no aparezcan inscritos en el censo formado en la isla de Puerto Rico en 31 de diciembre de 1869, y en el que deberá quedar terminado en la isla de Cuba en 31 de diciembre del corriente año de 1870.


Artículo 20 

El Gobierno dictará un reglamento especial para el cumplimiento de esta Ley.


Artículo 21 

El Gobierno presentará a las Cortes, cuando en ellas hayan sido admitidos los diputados de Cuba, el proyecto de Ley de emancipación indemnizada de los que queden en servidumbre después del planteamiento de esta Ley.

De esta emancipación se verifica, queda suprimido el castigo de azotes que autorizó el capítulo XIII del Reglamento de Puerto Rico y su equivalente en Cuba.


Tampoco podrán venderse separadamente de sus madres los hijos menores de catorce años, ni los esclavos que estén unidos en matrimonio.


Por acuerdo de las Cortes Constituyentes se comunica al Regente del Reino para su promulgación como ley.


Ministro de Ultramar, Segismundo Moret y Prendergast




martes, 8 de enero de 2019

Caperucita Roja, interpretación secreta.


¿A quien tienes miedo?

Comenzamos con el más famoso de todos los cuentos. La historia sencilla y simple de Caperucita Roja que ha sido capaz de traspasar el tiempo y las fronteras como ninguno otro lo haya hecho.

Su significado y expresión fácilmente asequible a todas las edades ha establecido una impronta generacional y de todo tipo de clases sociales.

De las dos versiones más famosas nos quedaremos con la versión de los Hermanos Grimm, ya que a diferencia de la de Perrault, esta acaba feliz. Además de la importancia simbólica que suponen sus frases finales.

Una historia que no debiera de guardar enigmas ni interrogantes, ya que todo parece  previsible. Pero veamos como no es así, ya que en la versión de los Hermanos Grimm hay multitud de ellos símbolos, capaces de pasar desapercibido a cualquiera que no este versado en esto de la interpretación y análisis de textos ocultistas.


Tal como diría Blavatsky; “Busquemos la verdad, con la confianza de un niño, y la voluntad de un iniciado”



La historia es bien sencilla; Caperucita sale de casa con el recado de su madre; llevarle a su abuela que está enferma, un poco de vino y un poco de pastel. 


- "No te apartes en ningún momento del sendero". - Le dice la madre.


Ella tiene que atravesar un bosque frondoso que le supondrá, una media hora de camino. Pero se encuentra con el lobo y este le entretiene, haciéndole salir del sendero. Mientras aprovecha y se adelanta, devorando a la abuela y haciéndose pasar por ella. 

Caperucita al entrar en casa de la abuela, donde están los tres robles y junto a un avellano. se percata de algo anda mal. Preguntándole, y respondiéndole el lobo haciéndose pasar por la abuelita...

Qué orejas mas grandes tienes...
Qué nariz tan grande tienes
Qué ojos tan grandes tienes...
Qué manos tan grandes tienes...
Qué boca tan grande tienes...


A lo que va contestándole el lobo...

Para oírte mejor...
Para olerte mejor...
Para verte mejor...
Para cogerte mejor...
Para comerte mejor...



Siendo engullida de sopetón, lo mismo que la abuela. En ese instante un cazador se cruza y oye roncar al lobo.
Este duerme profundamente por lo que con unas tijeras le abre el vientre y saca rápidamente a la abuela y Caperucita. 

Entonces la niña rellena de piedras el vientre del lobo, pasando seguidamente a coser el vientre la abuelita. Cuando despierta, este cae por su propio peso y muere.



"Nunca más cuando sola, me apartaré del camino ni desobedeceré a mi madre".

Vayamos pues descifrando su significado más complejo y recordar que cada personaje simboliza una parte de nosotros mismos.

Caperucita, la niña.

Representa la inocencia, el alma. El viajero mítico, esta vez en la forma inocente de una niña.

La caperuza roja.

La Pasión, la sangre y la vida. Una llamada de atención ante el paisaje, un punto de referencia y de llamada ante lo establecido.

El lobo:

El peligro, la tentación, la bestia y lo salvaje. Los instintos primarios, lo viejo y el autoengaño.

El lobo Fenrir en la mitológica nórdica representa; la aniquilación, la destrucción encadenada, hasta que su tiempo llegue. Se personifica en él lo destructivo de la naturaleza y del ser humano.

La Abuela.

La gran madre, la anciana que aguarda y que necesita regenerarse. En este caso a base de ofrendas, recuérdese el vino y el pastel. Símbolo de renovación en rituales primaverales.

El cazador

Representa el atreverse, la lucha  y el acto que responsable lleno de osadía que irrumpe ofertando posibilidades. El salirse de lo establecido. Es la parte que corresponde a los impulsos generosos, sociales y protectores del yo y todo lo referente al héroe en general.

Los Tres Robles.

Símbolo druídico por excedencia, lugar de culto en la antigüedad. 

El Avellano

En las leyendas celtas significa el conocimiento a la vez que alejaba tormentas y rayos. También las avellanas eran símbolo de fertilidad. Árbol de la vida.

Los 5 Sentidos

Ojos, boca, manos, nariz, ojos.

Las piedras.

Representa la tierra y la fuerza de la materia. el lobo cae y no se puede levantar.





Por lo tanto, queda claro el pasaje iniciático. La salida del útero materno a través de un recorrido, portando alimentos que harán revitalizar a la anciana al final del mismo. Nacimiento - Muerte. Mientras la niña se entretiene y pierde su turno. Por lo qué, incapaz de ver la realidad, es devorada. 

Naciendo de nuevo gracias al un héroe, en este caso anónimo y casual. Sellando con piedras el interior del cuerpo la niña y cosiendo la anciana la carne. Luego bendicen con el pastel y el vino, agradeciendo la vuelta a la vida. 

Una lección de sabiduría. 

El cazador quita la piel al lobo, llevándosela como trofeo. 

"Con el rechazo de los pretendientes, o la salida fuera de los límites, comienza la aventura. Entras en un terreno no protegido, nuevo. No puedes ser creativo a menos que dejes atrás lo limitado, lo fijado, todas las reglas".

Joseph Campbell



martes, 1 de enero de 2019

Cartas a Thyrsá, palabras para una presentación. Coria del Río, Diciembre de 2018.



La vuelta a un hogar que a los quince años tuve que abandonar, Quedándome ese vacío que deja una abrupta separación en la cual uno presiente que no hay un retorno inmediato. Amigos en la calle, un paisaje nutrido de colores y aromas lejanos que aún permanecen en uno, como no queriéndose ir.

El río que siempre me ha acompañado en el imaginario, el cine como vínculo entre la realidad y la fantasía. El fútbol que nos unía, la extensa escalinata del Cerro de San Juan, lugar mítico donde descubrí mí pasión por la arqueología y el pasado remoto y glorioso para la mente de un niño. Lugar de amor pero también de heridas con las que recorrí el mundo entero. 



Aquí leí mí primer libro; Robinsón Crusoe y con él llegó su primera isla en la cual quedé gratamente contenido de por vida. Soñador con paraísos lejanos y con la vuelta algún día, a la tierra que le ofreció y forjó un sistema bastante insólito para los niños de hoy. 

Viviendo en un régimen añejo y apartado del presente, donde la felicidad llegaba desde fuera de nuestras fronteras; Europa con su música y tendencias nos despojaba de los pocos perjuicios que aún quedaban, y cuando paradójicamente The Beatles formaban parte de la leyenda, aquí sin embargo su caricatura irrumpía, envolviendo chicles y caramelos como signo de un país contemporáneo. Llegaba Pink Floyd y su “Cara oculta de la luna” arrasaba Bee Gees, Bob Marley, Triana.. 
Mientras en Coria, el mundo continuaba girando alrededor del Rocío, su feria en septiembre y un montón de fiestas populares que a uno se le quedan grabadas de por vida. Dos mundos contrapuestos, un final y un principio, como la lucha que se establece bajo la corriente de nuestro río.


Se me quedó grabada y he llevado con orgullo, la imagen del hombre bueno y digno, influencia beneficiosa e imperecedera para el futuro en el niño. Por lo tanto figura que se demanda y a la que hoy quiero hacer homenaje, es a esos padres de todos que lucharon porque hoy podamos mirar al frente con orgullo y decencia. 

Sin la influencia de estas personas, con las que compartí el tiempo más hermoso de mi vida y ese estado amable que debe de suponer la infancia, me sería imposible hablar con este amor del pasado.


También cierro los ojos y me llega el silbido del barco y su asociación con la niebla, pues acostado ya sabía el tiempo que haría fuera; si la bocina del barco tronaba en la mañana era señal de advertencia al barquero que cruzaba el rio. 
El barquero buen arquetipo siempre, aunque el Guadalquivir suponga para nosotros todo lo contrario al Caronte de Virgilio

El rio cuya subida de la marea apenas se percibe, cuyo movimiento de sus aguas apenas se dejan notar, como si no sucediesen nunca ni terminase de pasar. 

Esas mañanas de domingo, esa una luz amarillenta en un mundo donde se suceden los recuerdos.



Mi encuentro con la pintura y con Don Francisco que pintaba paisajes desde la cumbre del cerro, con el cine Estrella, Victoria, Roció, Albeniz y el lejano Caura con sus gradas.

Con mi vecino Enrique Feria, uno de los hombres que más he querido, y que me enseñó a mirar más allá de la realidad y al igual que en el film Cinema Paradise de Giuseppe Tornatore, donde me proyecto en el pequeño Salvatore y a Enrique en el inmortal personaje de Alfredo. 

Reconociendo que un nudo se establece en mi garganta cada vez que presencio la película, ya que nunca me vi mejor retratado. Por eso en aquellos años todo era cine, oscuridad de la cabina, recortes, propaganda, su famoso Nodo. Siendo la ventana más rápida para la evasión de un niño que soñaba con paraísos distantes.



Estaba Marcelino, ese guardia civil bondadoso y dulce que demostraba que cualquier calificativo no es válido para un uniforme, Morotó que con paciencia infinita nos enseñaba los virulentos caminos del dibujo técnico en su casa. Todos los padres de mis amigos; Fuentes, Juanvi, Vázquez, Paco y José, Márquez; todos bondadosos y fuertes para la imagen de un niño, gente que luchaba con un ahínco y un tesón hoy diseminado.

A las mujeres, mis mujeres como diría el poeta Daniel Pineda Novo en Amaneceres, las dejamos en el próximo libro. Que irá dedicado a ellas, las madres.

Tú que me llevas a dónde quieres.
Seguir tus huellas es mi placer,
Por ti he dejado la gloria y
… a muchas mujeres,
mujer.



Luego llegaría mi búsqueda con el oriente, mientras paradójicamente irrumpía la tierra del sol naciente en mí pueblo y en un pasado que cuando yo era niño no estaba. 

Me fui al Tíbet e investigué cada uno de los mitos que representan lo más ansiado y profundo del hombre; Atlántida, el Dorado, Avalón… y sin embargo una necesidad de sanar me hacía volver a mirar hacia detrás, al principio de todo, a mi pueblo. 

Una noche hará de esto unos veinticinco años, me dejé llevar por ese magnetismo y recorrí las calles a eso de las dos de la madrugada, mientras todos dormían.

Sintiendo esa sensación de regreso a lo originario tan magistralmente descrita por Alberti en su poema. 

Mi agradecimiento a la tierra y su rio, a mis paisanos y paisanas, al tiempo vivido, que reitero; han sido los más felices de mi vida.

Hoy las nubes me trajeron,
volando, el mapa de España.

¡Qué pequeño sobre el río,
y qué grande sobre el pasto
la sombra que proyectaba!

Se le llenó de caballos
la sombra que proyectaba.
Yo, a caballo, por su sombra
busqué mi pueblo y mi casa.

Entré en el patio que un día
fuera una fuente con agua.
Aunque no estaba la fuente,
la fuente siempre sonaba.
Y el agua que no corría
volvió para darme agua.


Rafael Albertí


lunes, 17 de diciembre de 2018

Un Café con José Manuel Navarro.


"Sin mis compañeros,
nada de lo que hago tiene sentido".

Licenciado en ciencias políticas, actor, técnico de producción, monitor, gestor cultural... 

Aunque si algo llama poderosamente la atención en José Manuel es su "sinceridad" y "verdad" que muestra en el escenario. Su mirada analítica le hace a uno preguntarse cosas, a sabiendas que se encuentra ante un persona capaz y diferente; una persona que tiene que decir y muchas cosas que contar. 

Su voz es a veces dubitativa en la obra, la armoniza con unos movimientos desenvueltos y ágiles en la escena. No tiene miedo a mirar de frente, siendo un volcán lo que lleva en las venas. Fuego y valentía, más una humanidad que sobresale al modelo y la apariencia.

La enfermedad es un desafío... a sabiendas que su superación le supondrá un salto definitivo. A todas las grandes personas que he conocido, la vida le propone un reto acorde con sus posibilidades, aunque esto suene a locura. 


Se lo ha puesto difícil, y estamos aquí de una manera u otra para alentarlo en lo que se pueda. Junto a él, esos jóvenes que he visto crecer desde la adolescencia y que se han convertido en referencia de toda una población, un milagro diría, si creyera en ellos que no es mi caso. Sin duda alguna son jóvenes forjados a base de historias y de recuerdos de un imaginario que para la mayoría de nosotros pasa desapercibido.

Mi gratitud por tantos momentos de disfrute con la compañía; mi ánimo y apoyo siempre. Como el más humilde de los espectadores solicitaría un aplauso para ellos, pues tal como diría Lorca; 

El teatro es poesía que se sale del libro para hacerse humana. 
Y al hacerse humana habla y grita, llora y se desespera. 

Y eso es lo que sucede, que uno se emociona de verdad frente a ellos y uno no sabe realmente el porqué sucede esto. Ya que son capaces de tocarnos las fibras más veladas de nosotros mismos, al tiempo que nos hacen dudar de unos valores preestablecidos y diseñados para insensibilizarnos.

Terminaría de nuevo citando a Lorca; 

Hay cosas encerradas dentro de los muros que, 
si salieran de pronto a la calle y gritaran, llenarían el mundo.


En su haber consta de representaciones como Antígona, La asamblea de las mujeres, Las mil y una noches, el Quijote, los Entremeses de Cervantes y Bodas de sangre de Lorca. Siendo este ultimo el primer montaje como compañía, afrontando todas las labores de producción.

Trabaja con Dos Lunas Teatro, donde ha intervenido en espectáculos como 'La niña que riega las albahacas'.

Ha contribuido y forma parte, a las órdenes de Guiomar Fernández Troncoso en la productora Endirecto FT, de flamenco y artes escénicas. Llevando la producción de compañías como las de Belén Maya, Patricia Guerrero y Mercedes Ruiz; donde también organizan festivales de flamenco fuera de España, en capitales como Berlín y San Petersburgo...



Fundador de Teatro Habitado junto a Juan José Morales "Tate", Lucía Hernández. La gran escuela teatral de Mairena del Alcor, consolidada como de las más importantes de la provincia. Base y punto de partida desde donde se difunde y desarrolla buena parte de su actividad. 

Promotor y fundador de Emergentes que es la gran convocatoria internacional de Mairena del Alcor. En donde conviven unos 70 artistas venidos de casi todos los rincones del mundo y con 20 jóvenes de la escuela ejerciendo como voluntarios. Un gigante panorama cultural cuyo proyecto y selección pasan por sus inseparables compañeros; Juan José Morales, Lucía Hernández, Aixa González... Seleccionando vídeos y documentación de más de 450 compañías, de México, Italia, Argentina, Australia, Alemania, Polonia, Costa Rica, Brasil, España, Uruguay, Vietnam, Rusia...

Contando con el asesoramiento de Niveles Rosales, la gran artista galardonada y profesora del Conservatorio de Danza de Málaga.

También Unifestival es otro festival que se asienta en Mairena, dedicado a los espectáculos con una sola persona en el escenario durante toda la función.



¿Un libro?

- Inés y la alegría, de Almudena Grandes

¿Un personaje?

- Manolito Gafotas, le debo mi amor a la lectura

¿Una canción?

- Entre mis recuerdos, de Luz Casal

¿Hombre de isla o de tierra firme?

- Tierra firme, demasiado racional para ser de isla

Aunque no seas de isla, yo se que te gusta el canto de las sirenas...

- Para nada voy detrás o me atraen los cantos de las sirenas, o al menos como yo entiendo esa expresión. Suelo poner en cuarentena lo que me prometen y no bajo la guardia hasta que se confirma o se materializa lo que han prometido. Esto es fundamental cuando llevas a cabo proyectos que se relacionan con instituciones publicas, por ejemplo.


Esquiva la pregunta, así que lo intento de nuevo ¿Cómo esta de lejos tu luna, J. Manuel?

- Si por luna entendemos nuestros sueños y metas, siento que estoy recorriendo el camino correcto para acercarme a ella. Soy muy afortunado de dedicarme a lo que me apasiona y no todo el mundo es consciente de esto. Veo personas que se deciden por unos estudios, por ejemplo, en función de posibilidades de trabajo o rentabilidad futura. Y lo hacen sin tener en cuenta si es algo que le gusta o que le toca por dentro, es algo que no entiendo. Creo que es una forma de no tenerse en cuenta y anularse.

Has representado muchos personajes en el teatro ¿Con cual de ellos te quedas?

- Pues por lo que significó ese proceso de trabajo y por cómo me marcó creo que fue con el personaje que interpretaba en "Aquel que se va". Un espectáculo que dedicamos a la memoria de Antonio Mairena en el centenario de su nacimiento. Mi papel representaba la figura de un intelectual, un profesor universitario cercano a Antonio Mairena y admirador de su obra. Era un personaje que tenía mucho del padre del director y creador del texto de aquel espectáculo, David Fernández  Troncoso, por lo que la responsabilidad de llevarlo a escena fue todavía mayor por ese hecho.

Háblanos de futuro, proyectos. Cuéntame hasta donde puedas.

- En la actualidad solo tengo un proyecto de presente y futuro, que es el conquistar la normalidad. El resto de proyectos son secundarios, porque sin este primero, jamás se podrían llevar a cabo. No voy a decir que el cáncer tiene nada bueno, pero si es verdad que te pega un buen zamarreo y coloca las prioridades en su sitio.



¿J. Manuel, tú crees que detrás de todo este tinglado hay algo superior?

- No, no me lo plateo. El que exista nadie superior que maneje los hilos. Pero sí me gustaría pensar que la energía que movemos afecta a un todo y que de ese todo recibiremos de vuelta lo que nosotros proyectamos de él.

¿En que momento de la historia tu hubiese gustado participar?

- Me hubiese encantado enrolarme en La barraca de Lorca, sin duda ese es el momento histórico que si pudiese viviría.

¿Qué representa en tu vida Teatro Habitado?

- Esta es la pregunta del millón, lo es todo. Mi proyecto de vida que comparto con mis compañeros. Es una especie de hijo, que ves crecer y al que ves evolucionar, y con el que aspiro a aportar mi pequeño granito de arena para que el mundo que nos rodea sea un poco mejor y más "habitable", valga la redundancia.



Tal como te he dicho, "es fácil ver el toro desde la barrera" pero muchas veces pienso que la vida es como un gigantesco escenario. Una especie de teatro y entonces me digo; ¿Se puede cambiar el personaje que uno representa y esta predestinado a representar?

- Si, estoy de acuerdo en esta afirmación, cada uno jugamos nuestro papel. A veces el que nos asignan y otras el que elegimos y creo que se puede, por lo que también lo solemos hacer, sobre todo en los primeros momentos. Cuando empezamos  una nueva etapa como la Universidad o entramos en un curso de lo que sea, elegimos de qué forma relacionamos con el resto. Pero al final lo más normal es que acabemos siendo nosotros mismos y triunfe nuestro personaje principal, al que estamos predestinados.

Tras las pasadas elecciones el Parlamento Andaluz ¿Cómo ves el patio?

- Mal, lo veo bastante mal. El discurso de la extrema derecha siempre sabe entrarle por los ojos a las clases sociales bajas, algo que a la izquierda le cuesta sangre, sudor y lágrimas. Creo que entramos en una etapa en la que no valen las medias tintas, hay que señalarse  y hacer toda la pedagogía posible, aunque nos canse explicar lo evidente, aunque no entendamos cómo gente que no tiene ni para sobrevivir pueden apoyar fuerzas que solo aspiran a mejorar la vida de los poderosos.  

Si te digo Juan José Morales "Tate" ¿Tú me dices?

- Creador

Si te digo Lucía Hernández ¿Tú me dices?

- Energía

Si te digo Aixa González ¿Tú me dices?

- Producción

 Si te digo Nieves Rosales ¿Tú me dices?

- Confianza