viernes, 22 de junio de 2018

Louise Bourgeois y el problema de la Histeria

Arco de Histeria


”Estoy en el negocio del dolor”

Louise Bourgeois

No es algo cualquiera, es mucho más que una escultura. Uno pasea por la exposición y cada pieza de Louise parece que le habla. Pero cuando llega junto a esta, uno se detiene; ese extraño equilibrio le despoja de cualquier certeza posible. Le viene a la mente la ingravidez en la que parece sostenerse la figura, su extraña composición y una considerable falta de sexualidad. Luego, cuando termina de observarla, le llega a uno el grito de angustia de la artista. Vuelvo una vez más a rodear esa extraña figura que manteniéndose en un sugerente mutismo, me apasiona.

Hermosa escultura en bronce, realizada con la ayuda de su asistente Jerry Gorovoy como modelo. Ilustra la importancia que para Bourgeois es tener conciencia de la generalización de la histeria. 


Louise Bourgeois
(25 de diciembre de 1911 – 31 de mayo de 2010)

Bourgeois denuncia que la histeria es una condición universal sin género. Ya que tradicionalmente la histeria hace referencia desde la antigua medicina griega a : "enfermedad de las mujeres", significando hysteron en griego la palabra "útero".



Breuer describió las causas de la histeria postulando una causa neurofisiológica, mientras que Freud utilizó un punto de vista psicológico. Freud llamó Fuente del Nilo a su descubrimiento de que el origen de los trastornos psíquicos se hallaban en la vida sexual de los pacientes.
Para Freud lo relevante era establecer la causalidad psíquica de los fenómenos histéricos y presentar por vez primera una relación causal entre la sexualidad y la neurosis.
Una de sus conclusiones, fue que, el varón histérico es útil para la sociedad, mientras que la mujer histérica se vuelve una carga.



Louise Bourgeois se debatía por el derecho a ser una mujer con histeria “masculina”: con su violencia y creatividad. Era violenta porque cada vez que creaba una escultura el pasado cambiaba, y esto es un acto de violencia.

En el caso del histérico el descubrimiento de un trauma que provoca vacío y que, aún siendo la fuente de gran angustia, es también condición para que emerja algo nuevo.

Bourgeois se interna en la furia de la creación



La Histeria es a la vez narcisista y sexual.

La escultura colgante Arco de Histeria expresa sus sentimientos torturados sobre la sexualidad y el cuerpo, el alfa y omega de su ser, en la medida en que los dedos del cuerpo tocan los talones, completando el círculo narcisista orgásmicamente.


El placer y el dolor se funden en la histeria, sustituto del orgasmo, el yo de Bourgeois está en peligro.

Ver obra: La Santa Teresa de Bernini, una mística enamorada de sí misma, con un amante fantasma.





Dentro de uno de los tipos de histeria, el histriónico, encontramos características descritas por Louise Bourgeois en la conducta de su padre, tales como el egocentrismo, la inestabilidad emocional y conductas teatrales.

El arco de la histeria: una figura totalmente andrógina que se arquea ante un acto de histeria. Esta histeria, ya nombrada anteriormente, antes de estudios más profundos, estaba relacionada solamente con el sexo femenino. Las mujeres de la época victoriana estaban reprimidas sexualmente; lo que en un principio eran síntomas manifestados psicológicamente, luego llegaban al cuerpo, produciendo el arco en sus espaldas, y movimientos de sus extremidades de forma no intencional como muestra Louise Bourgeois en la obra. (Gasparini, Gabriela)


La diferencia, enteramente notable, entre la realidad de las mujeres victorianas y la obra de Bourgeois es que en esa escultura no se distinguen genitales, lo que conlleva a no poder determinar el sexo de la figura. Esta obra se transforma en un sujeto que podría ser tanto hombre, como mujer, sufriendo un ataque de histeria. Tiempo más tarde, se comprobó que es real que ambos sexos pueden tener represiones sexuales no exteriorizadas, padeciendo histeria como consecuencia.

Según el análisis del curador de la obra de Louise Bourgeois, el color dorado –el cual corresponde a toda la figura tallada remite “a lo sagrado, lo lujoso y suntuoso”.



La Puerta al Infierno

"Yo sabía que no era una locura porque hacía años que venía trabajando con ella. Pero volviendo a lo que usted me pregunta, no lo volvería a hacer. Pongámonos en esos términos"

viernes, 1 de junio de 2018

Clarice Lispector, una llamada a lo Imprevisto.

Textos para Sanar


"Escribo para mí misma, para sentir mi alma hablando y cantando, a veces llorando"

Que uno se sorprenda a estas alturas es bastante difícil, yo diría que casi imposible. Pero que además de sorprenderle, le llegue un libro y sea capaz de emocionarle a la vez que le roe los sesos, mucho más; y eso si que es un Imprevisto, como diría Clarice. 

Pues eso me ha sucedido, tras oír la recomendación en "La Milana Bonita" uno de mis programas favoritos de radio, no pude impedir acercarme a esta mujer cuyo enigma me comenzaba a desbordar.

Luego, ya con el libro en mano y conforme me adentraba en su lectura, concretamente en la colección de sus "Cuentos Reunidos" de Siruela. Descubrí una manera diferente de expresar lo emocional, una mujer que desnuda sus más íntimos y enrevesados secretos hasta unos límites intolerables, abordándolos de forma metafísica y capaz de desmenuzarlos como migas de pan. 

Costándome entender, porque uno no se encuentra a su alcance, de cuanto Clarice es capaz de expresar. Terminaba de leer el cuento y me decía, no tengo ni idea de que me has querido contar; pero que bien me lo has dicho, hija. 

El alma de la mujer expuesta sin tapujos, entre el dolor, las mas absurdas banalidades y recapitulaciones interiores. Sin duda el mejor diálogo interior desde Joyce. 



Me llega algo de la poetisa nicaragüense Gioconda Belli, nada de la Señora Wolf como tantos la comparan y mucho menos de Kafka. 

Clarice es dulzura y una aguja clavada en la epidermis a la vez. Pincha, y sabes que cuanto escribe ha pasado por el proceso de ser vivido. En Clarice no hay trampas, es la vida lo que cuenta nada más. 


Nos hemos abandonado dolorosamente a la soledad,
sintiendo la necesidad del amor por debajo de las uñas,
el hueco de un sacabocados en el pecho,
el recuerdo y el ruido como dentro de un caracol
que ha vivido ya demasiado en una pecera de ciudad
y apenas si lleva el eco del mar en su laberinto de concha.

Gioconda Belli



Llegó a Brasil desde Ucrania cuando apenas tenía un año de edad.  Nació un 10 de diciembre de 1920 y falleció un 9 de diciembre de 1977, para ella todo sucede en diciembre.

Su padre se llamaba Pinkhas y era un hombre brillante que tuvo que abandonar la carrera de matemáticas, para sobrevivir a la barbarie. 

Tras la Revolución bolchevique, su madre Mania fue violada por soldados rusos que le contagiaron sífilis. Por entonces el matrimonio ya tenía dos hijas -Elisa y Tania- y decidió buscar otro bebe, porque en su país existía la creencia de que de esa forma una mujer podía curarse de aquella enfermedad venérea. 

"Así que fui creada adrede: con amor y esperanza. Pero resulta que no curé a mi madre. Y hasta el día de hoy me pesa esa culpa: me crearon con una misión específica, y les fallé".



Desconsolada, la niña le volvió la espalda a dios. "Se enojó con él, porque le quitó la vida a su madre". Sin embargo, ella tenía un talento, una vocación mística que se nota en su obra y, con el tiempo, se fue acercando cada vez más al dios que había matado a su mamá.

Ella descubre que es lo mismo que tiene dentro, porque todos somos sangre y entrañas; tenemos una universalidad, nacemos y morimos con algo interior. Esto era lo que Clarice llamaba dios. No es un dios humanizado, con barba blanca; su dios es más creíble: un dios como principio unificador del mundo, que da vida a los hombres y a las plantas". 



Ella, como muchos, después del Holocausto, se cuestionaron si el pueblo judío era el pueblo elegido de dios. ¡¿Cómo?! Si los nazis mataron a dos millones de niños; era un dios monstruoso. «¿En qué dios podemos creer entonces?», se preguntó". En ese sentido, continúa su biógrafo, Lispector "es la más grande escritora judía después de Kafka, porque revela una posibilidad espiritual para los que creemos que el mundo es cruel y no tiene sentido. 

Los escritos de Kafka dejan las puertas cerradas. Uno llama y no hay respuesta. En Clarice, en cambio, las puertas se abren a cosas diferentes de las que se esperaban antes del siglo XX".



11- 12- 1970


Olga, escribo esta carta a máquina porque mi letra anda pésima.

He encontrado, sí, una nueva amiga. Pero tú sales perdiendo.
Soy una persona insegura, indecisa, sin rumbo en la vida, sin timón para guiarme: en realidad no sé qué hacer conmigo. Soy una persona muy miedosa. Tengo problemas reales gravísimos que después te contaré. Y otros problemas, esos de la personalidad.

¿Tú me quieres como amiga aún así?

Si lo quieres no digas que no te he avisado. No tengo cualidades, sólo fragilidades. Pero a veces (no pongas atención en los acentos, quien los pone por mí es el tipógrafo), pero a veces tengo esperanza. El paso de la vida a la muerte me asusta: es igual como pasar del odio, que tiene un objetivo y es limitado, al amor que es ilimitado. Cuando me muera (modo de decir) espero que tú estés cerca. Tú me has parecido una persona de enorme sensibilidad, pero fuerte.

Tú has sido mi mejor regalo de cumpleaños. Porque el día 10, jueves, fue mi cumpleaños, y tú me has regalado el Niño Jesús que parece un niño alegre que juega en su cuna tosca. A pesar de que, sin que tú lo sepas, me has dado un regalo de cumpleaños, sigo creyendo que mi regalo de cumpleaños ha sido tu propia aparición, en una hora difícil, de gran soledad.

Necesitamos charlar. Resulta que yo creía que no había más que hacer. Entonces vi un anuncio de un agua de colonia Coty, una llamada a lo imprevisto. El perfume es barato, cierto. Pero me sirvió para recordarme que lo bueno e inesperado también sucede. Y siempre que estoy desanimada, me pongo al Imprevisto. Me da suerte. Tú, por ejemplo, no estabas prevista. Y yo de manera Imprevista acepté la tarde de autógrafos.

Tuya, Clarice






La última anécdota:

Cuando Lispector se hospitalizó por una obstrucción intestinal, fue capaz de echar mano de la ficción (lo imprevisto) para burlar la realidad. 

En el taxi de camino al hospital, le propuso a su amiga Olga Borelli: 

- Finjamos que no vamos al hospital, que no estoy enferma y que nos vamos a París. - Comenzaron a hacer planes de lo que harían allá y el taxista preguntó:

- ¿Puedo ir yo?'

- Claro, y traiga también a su novia -, le respondió Clarice.

- Mi novia es una mujer mayor de 70 años, y no tengo dinero.

- También viene. Finjamos que ha ganado usted la lotería.

Al llegar al hospital, el chófer le cobró 20 cruzeiros y ella le dio 200. 

Su invención, no pudo evitar lo inevitable: murió un mes y medio después.


martes, 15 de mayo de 2018

Caroll & Nym (La Feria)

Caroll & Nym




Sevilla, finales de Abril de 1906


La noche no tendría luna y el cielo se hallaba encapotado, por lo que nada hacía pensar que dentro de un rato el cielo se iluminaría. 

Acaba de cruzar el océano y el tiempo, llegaba desde la hecatombe y la ruina. El mundo se venía abajo en el otro lado del mundo. Sin embargo el chico había jugado bien a pesar del terremoto. Era un 16 de abril, todos dormían cuando dejaron el mar y penetraron por el río. Todos excepto Nym, ella nunca lo hacía. 




El viejo vapor encalló en el puerto, una torre árabe en forma de botella les da la bienvenida, esta ciudad era muy diferente a San Francisco, edificios antiguos y decenas de árboles embellecen sus calles. El humo de los buñuelos y frituras colman el aire, el pavimento se halla mojado. Todo se halla en relativa calma a pesar del gentío. Demasiada gente, igual que en San Francisco, donde apenas queda edificio en pie. 

Cientos de personas se dirigen hacia una pasarela de metal con cuatro brazos y coronada por una especie de templete en lo más alto. Aunque lo primero que capta la atención de Nym son los trajes de las mujeres, enterizos y de alegres volantes de colores. Lucen flores en el pelo y una especie de peineta parecida a la suya. 



Frente a ella puede percibir un grupo de comodines, los abanicos las delatan haciendo circular el conflicto. Visten de blanco, lo mismo que sus caras, dando testimonio de que la guerra ha alcanzado esta zona del planeta. Aguardará la llegada de la luz, las ochocientas bolas de gas habían sido reemplazadas por luz eléctrica. Es la primera vez que la electricidad llega a esta parte del mundo. La hermosa pasarela de metal se inundará en tan solo un par de horas, el maestro había sido claro: 

   — Ven, es urgente. Alice está aquí, al fin la encontré. 


Se levanta el clamor entre la multitud y las luces se encienden repentinamente. Suena la música y los hombres con sombreros de copa saludan desde lo alto de la pasarela, la fiesta comienza. 

El gentío la aprisiona y el centro de la calzada es tomado por gente montada a caballo. La feria era una orgía para los sentidos. Avanza entre casetas preciosamente decoradas. El maestro está aquí, cierra los ojos y se deja llevar. Lo encuentra en medio del local y bajo cientos de farolillos. Nym se sienta a su lado como si no hubiesen pasado los años. Lewis es el maestro, el único capaz de salvarnos. 




   — Sr. Caroll — le dice mostrando respeto. 

   — Está aquí Nym, sé que suena a locura pero la he visto con mis propios ojos. 

   — Entonces no hay tiempo que perder. 

   — Bebe de este vino, en Inglaterra ya quisiéramos tener algo así —, le llena el catavino, sus ojos se hallan vidriosos ha debido de llorar demasiado. Encontrar Alice ha debido suponerle un gran golpe. Tras degustar el vino y comer una porción de queso, Nym reanuda la conversación. 

   — ¿Cuál es el plan, maestro? 

   — Acércate lo que puedas a ella, intenta que te vea. Está en el circo junto al conejo blanco. 

   — ¿De cuánto tiempo dispongo? 

   — Hasta que amanezca y reza porque no se vaya la luz… 


Nym se dirige al circo, no hay pérdida alguna ya que un gran globo de colores flota sobre él. 


La planada de acceso se halla dividida; una cola para los sombreros rojos, otra para los amarillos. Nym avanza justo por el centro, los comodines la rodean agitando compulsivamente el abanico. 

Demasiada oscuridad bajo la carpa, se oyen exclamaciones, apenas puede ver. Recorre la grada con la mirada, ni señal de Alice ni del conejo blanco. 

En el último peldaño percibe a una niña vestida de amarillo. Nym sube por ella, la pequeña rubita sostiene una muñeca. Un gorro rojo está apunto de devorarla. 

   — Nym le lanza el As de diamantes apresuradamente. 

  — La niña le mira asustada y le devuelve la reina de corazones. 

 — Bien hecho chica —, suspira Nym ofreciéndole el rey de picas, mientras observa al malabarista sobre la pista del circo —. Apresúrate, antes que caiga la naranja ¡Juega por dios! ¡Juega! 

  — Vuelve a poner en sus manos la reina de corazones. Nym la mira perpleja, de fondo se oye un murmullo, la naranja del malabarista ya rueda sobre el suelo… 

Algo sucede, la niña sigue frente a ella con ojos suplicantes. 

  — ¿Encontraste a mi hermano Ricardo? 

  — Aún no Isabel. 

  — ¿Y de Arturo, sabes algo? — Nym aferra su mano a la daga plateada que oculta bajo el cinto, incomprensiblemente aún hay luz. Sigue la mirada de la reina Isabel, mientras sobre la pista del circo Alice sostiene la naranja entre sus manos.


miércoles, 9 de mayo de 2018

Gabrielle Roth y el baile mágico que te conecta con el universo.


En el punto de quietud del mundo giratorio
está en el baile.

Y sin el punto
ese punto de inquieud
no habría baile.

Y sólo existe el baile.


Grabielle Roth


He tenido el placer de experimentar con esta practica que se me antoja más espiritual que artística. Una experiencia que me llevó a iniciar un recorrido amoroso con mi cuerpo, liberando el letargo al que se había sometido durante tantos años de abatimiento y desidia. 

Advertir que no es necesario disponer de conocimiento alguno ni técnicas de danza para realizar los 5 ritmos. Más bien es mejor aparcar todo eso. Vamos a comenzar un viaje donde lo aprendido no nos vale para nada. Nos sobra.

Lo que jamás podía yo imaginar era que una danza me pudiese hacer llegar tan lejos, incluso más allá del placer físico. 

Descubrir los ritmos de Grabielle Roth significa abrirse al universo. explorar una nueva perspectiva que nos posibilita dejar atrás la vulgaridad, escapando de las tensiones y presión al que nos sometemos sin que apenas seamos consciente de ello.

Los 5 ritmos significan la libertad, nada más y nada menos. 

Os invito a indagar en esta nueva ciencia que descubrió Grabielle tras años de danza y movimiento. Sumergiéndose en un mundo interior que la hizo trascender del cuerpo. 


Martha Graham


"La primera tarea creativa es liberar al cuerpo para experimentar el poder del Ser"



 Phina Baush


"Todo lo que nos ocurre se guarda y se refleja en el cuerpo. la relación entre el yo y el cuerpo es indivisible, insoslayable, inevitable".



Los 5 Ritmos

Te convendrá ponerte ropa ligera, holgada, y zapatos livianos para danza, o simplemente baila descalza.

Pon música tranquila, ondulante, de cualquier tipo. es el ritmo fluido lo que importa. sintoniza con la música, deja que penetre; siente su impulso, sus contornos, sus olas. La música es una aliada, un estímulo, una inspiración, un aliciente; suscita espontáneamente nuestros ritmos interiores e induce nuestro cuerpo a moverse.


"El cuerpo es la metáfora elemental de la vida, la expresión de la existencia. Es nuestra biblia, nuestra enciclopedia, la historia de nuestra vida".

Lo ideal es disponer de una misma hora todos los días y dedicar una hora diaria a practicar los ritmos.

Se comienza desde la Quietud como nacimiento, como despertar.

Poco a poco movemos el cuerpo desde la más absoluta ingravidez hasta encontrar la fluidez.

Ahora es el ritmo Fluido lo que importa. Música tranquila y ondulante de cualquier tipo. Sintonizamos con la música, nos entregamos a ella. es nuestra aliada, nuestro estímulo nuestra inspiración.

Nos estirazamos sintiendo cada movimiento en el espacio, los pies sobre el suelo ejerciendo movimientos circulares , brazos y manos describen una continua evolución.

Llega otro ritmo, el Staccato. Cadencia fuerte, angular podríamos decir. Dura, dinámica, impulsora y vibrante.nos movemos en líneas, en ángulos ya no hay movimientos circulares. Son bruscos y violentos, palpitantes podríamos decir.

Le Sigue el Caos.

La gran Ola. Vienen los tambores y el descontrol, sacudidas nos atrevemos más allá del límite, aunque las piernas aun nos conecten con la tierra. Llega un momento en que nos rendimos ante la música y la tormenta. Ahora ya no hay inhibiciones; somos el Big Bang, somos animales, somos el universo en detonación.

Caemos en el vacío se hace un suspenso ingravido.

Se acerca el lirismo, el movimiento Lírico.

pasamos a la más pura emoción, nos dejamos arrastrar por esa corriente amorosa y plena, el éxtasis absoluto de ser, de poder ser...

Volvemos a la Quietud.

Lo externo va desapareciendo, volvemos a situarnos en nuestro mundo interior, el movimiento ahora no es meditación, sino la Quietud total. La respiración es fuerte, intensa. el tiempo es el ahora, mi lugar está en el aquí...

La tierra nos sostiene.


"Inventa tu propio Tai Chi, siente los pies firmes bajo el suelo, y los movimientos circulares de tus piernas, brazos y manos  describen una continua evolución. tu atención centrada en tu vientre, todos los movimientos comienzan y vuelven ahí. sigue tus pies y fluyes con la música según te mueva el espíritu. no hay manera correcta para hacerlo, poco a poco irá surgiendo tu estilo, tu manera única de ser."




lunes, 7 de mayo de 2018

La diversidad sexual en la literatura infantil y juvenil


Tom se echó a reír al pensar en aquellas palabras: desviación sexual. "
¿Dónde está el sexo?" Se preguntó. "
¿Y dónde está la desviación?" 
Bajó la vista hacia Freddie y con voz baja 
y llena de resentimiento dijo: 
-Freddie Miles, has sido víctima de tu propia mente retorcida.


El talento de Mr. Ripley

Patricia Highsmith


***** 

Los tiempos cambian, la vida gira vertiginosamente y de pasar primero por el asombro a tener que admitir la necesidad de modificar unas estructuras sociales establecidas desde tiempos inmemoriales. 

Hasta ahora la gran mayoría de la literatura juvenil ha sido destinada a un público cuya intelectualidad y pensamiento eran ofertados sin riesgo alguno por parte del autor, imponiéndose unas tendencias ajenas a la realidad de los jóvenes. 

“En ese siglo hemos aprendido a entender al otro, al diferente, para construir un mundo en que quepamos todos los seres humanos en igualdad de condiciones” — nos dice el editor Sergio Adricaín. 

Si nos atenemos a los datos un 10 % de la población mundial es homosexual según datos de Amnistía Internacional y aunque no cabe duda de que se ha ofrecido un considerable avance en los últimos años, una parte de la sociedad continua ubicada en ciertos perjuicios y una apremiante falta de sensibilidad hacia el tema. No cabe la menor duda que cualquier tipo de iniciativa debe de ayudar a integrar los nuevos sectores sociales marginados hasta la fecha. 


Avanzamos hacia una sociedad libre, en donde cada uno tenga el derecho a decidir y pueda encontrar un marco adecuado para poder desarrollar su propia sexualidad. Decía el psicólogo Antonio Blay que el primer principio de la educación debe ir dirigido hacia el desarrollo del ser, el entenderse uno mismo. Por encima de modelos y factores meramente culturales. 

Siendo un hecho más que incuestionable el padecimiento que sufren la mayoría de adolescentes al descubrir una preferencia sexual no admitida por el seno familiar o en el círculo cercano de amigos. Derivada en un rechazo social, bullying o maltrato psicológico. 

Hasta el momento las administraciones se han limitado a repartir breves folletos informativos; y siendo la literatura el tema que nos incumbe, propongo apostar por editores que se posicionen y sean capaces de crear referentes dentro del mundo narrativo, ya sean a través de novelas, poemas o incluso ciencia ficción y fantasía. 

La cuestión es la integración y normalización de unos valores que posibiliten una verdadera confluencia social. Concluyo el informe con las palabras de Rosa Montero para una entrevista al diario el País; “Juzgamos al mundo desde lo que somos y nos cuesta mucho reconocer otras realidades, sobre todo si estas nos incomodan”
            

Reproduzco parte de una entrevista realizada esta semana con una chica de 15 años, como es obvio y al ser menor nos abstendremos de reproducir datos personales.

— ¿Debería permitirse la plena libertad de creación en la literatura infantil y juvenil, aun cuando esta libertad vaya en contra de las creencias religiosas dominantes de la comunidad? 

— Si porque expresa tu opinión frente a la imposición de una sociedad intolerante. Además esta oposición ayuda a despertar los valores creativos de los jóvenes. 

— ¿Existen, o deberían existir, límites en cuanto al lenguaje utilizado a la hora de producir un texto literario destinado a un público infantil o juvenil? 

— Depende si lo haces de manera consensuada y correcta. Las formas a esta edad deben ir destinadas en primer lugar a establecer una buena educación. Se debe de ser siempre respetuosos con las formas. Todo no vale. 

— ¿Existen, o deberían existir, límites en cuanto al tratamiento del sexo en la literatura juvenil? 

— Pienso que no, porque al no haber clases de educación sexual en los institutos de alguna manera se tendrá que informar los jóvenes. Incomprensiblemente las Delegaciones de Educación omiten un tema tan importante. Pero por otro lado pienso que en esta edad, el lenguaje debe ser respetuoso y dentro de unos valores mínimos que dignifiquen al ser humano. 

— ¿Debería ser admisible la incorporación de discursos sobre la diversidad sexual en la literatura infantil y juvenil? 

— Si porque ayudaría a expresar libremente la condición sexual de cada uno. Y puede que ayude a comprender a la mayoría. Hay que transmitir la diversidad sexual de forma respetuosa y en plena libertad.



Afán impetuoso de huida -¿por qué no confesárselo?- era esa apariencia de lejanía y cosas nuevas, ese deseo de liberación, descarga y olvido, ese impulso a alejarse de la obra, del escenario cotidiano de una entrega inflexible, apasionada y fría…

Muerte en Venecia
Thomas Mann

jueves, 3 de mayo de 2018

Peter Pan, interpretación

Interpretación de los Cuentos de Hadas


"Todos los niños crecen, excepto uno"

"No sé si habéis visto alguna vez un mapa de la mente de una persona"
"A estas tierras mágicas arriban siempre los niños con sus barquillas cuando juegan. También nosotros hemos estado allí; aún podemos oír el ruido del oleaje, aunque ya no desembarquemos más"


James Barrie  
(9 de mago de 1860 - 19 de junio de 1937)

El libro analizado es Peter Pan de J. M. Barrie. 
Alianza Editorial 1987.

Es conocido que James Barrie a la edad de seis años perdió a su hermano mayor de trece años en un trágico accidente. Desde entonces quedó retenido en la mente de Barrie, eternizando ese suceso en su obra.

Luego ya de mayor y tras el fracaso de su matrimonio, Barrie conoció a la familia Devies, con cinco hijos. Haciéndose muy amigo de los pequeños. Jugaban en el parque y la desbordante imaginación del escritor comenzó a poder dar salida a su inagotable mundo interior. Llevando a cabo representaciones teatrales e historias sobre indios y piratas. 

Para colmo de males la señora Davies murió a edad temprana, por lo que Barrie se hizo cargo de los niños. 

De todos es conocido la aproximación de Barrie a la sociedad esotérica Golden Dawn de ahí pudo configurar los elementos necesarios para una obra que se nos antoja más psicológica que otra cosa. Pudiendo ser el cuento que más haya influido socialmente desde su estreno en Londres un 27 de diciembre de 1904



"Mira, Wendy, cuando el primer bebé se rió por primera vez, su risa se rompió en mil pedazos y éstos se esparcieron y ése fue el origen de las hadas"

Uno de los niños ellos se llamaba Peter y ahí damos paso al inicio del personaje creado por Barrie, El segundo apellido o nombre, según se miré, es Pan. Sin duda alguna haciendo alusión al dios Pan ese dios de la naturaleza con patas de carnero, orejas puntiagudas y pequeños cuernos que toca la flauta en la mitología Griega.

El
traje verde con flecos representaba sin duda la naturaleza.

La
estrella a la que seguían para llegar al país de Nunca Jamás, hace alusión indirecta de la estrella Sirio. La que siempre han seguido los magos.




El País de Nunca Jamás representa el imaginario, la infancia perdida. No el cielo como muchos autores designan.

Campanilla sostengo personalmente la representación de hada más que de ángel por aquello de sus celos y envidias, recordemos el origen escocés de Barrie.

Los niños salvajes son siete, haciendo alusión una vez más al número más sagrado de la antigüedad. Siente enanitos, colores, notas musicales...

Mundo interior narcisista donde todos intentan imponerse; Garfio, Campanilla y Peter. Salvándose de esta trilogía Wendy que representa esa madre reverenciada que los cuida a todos.



Ilustración de Kin Minji

Es fácil de deducir la infancia de Barrie, el amor incondicional a la madre y la lucha contra el padre representado por Garfio y el señor Darling, padre de los niños, de comportamiento cruel con la perrita llamada Nana .

Se dice que James le leía cuentos a su madre para que olvidase la pérdida de su hermano.

Lo que pocos saben es que Wendy también representa a una niña muerta llamada Fwendy, amiga de infancia que falleció a los cinco años de edad.


Ilustración de Scott Gustafson


Nunca Jamas... parece reafirmación de una negación más que el paraíso que nos recuerda inexorablemente al poema "el cuervo" de Poe. 

Luego está ese tic-tac inquietante que trae al cocodrilo, ese viejo devorador del Nilo… y que con lleva el tiempo que nos aleja de la infancia.

La presunción de Garfio tampoco nos deja indiferentes, la elegancia y el dolor que padece al ser "un mayor"

Dejamos para lo último uno de los símbolos más reseñables; "La Sombra". Tema más que tratado en el psicoanálisis de Jung. Recordemos que Peter acude a casa de Wendy a recuperar la sombra que ha perdido. Y como ella, representando la madre, se la cose a la planta de los pies para que no escape de su lado "hablamos de consciencia e inconsciencia" 


Multitud de símbolos emergen tras cada página de esta impresionante narración que se me antoja de lo menos infantil que he leído. A veces cruel y despiadada, una búsqueda y escape al mismo tiempo. 


Lucha y desesperación, instintos básicos y si no tuviéramos constancias del carácter más bien asexuado del autor ,diga quien lo diga, dudaríamos de interpretar esa frase; “Al cabo de un rato se quedó dormido y unas hadas tambaleantes tuvieron que trepar por encima de él, al volver a casa después de una orgía" - pag. 88 del original.


Ilustración de Michael Foreman

Luego están las sirenas, objeto de diversión y placer en el libro, la oscura Tigridia, personaje olvidado por todos cuantos han analizado la obra que representa a una princesa india de fuerte carácter, y cuyo personaje no da para más en este delirante libro.

Total que este pequeño librito tiene demasiados trasfondos oscuros para un simple post. Tanto que pronto abordaremos los síndromes de Wendy y Peter pan que han pasado a formar parte de nuestro epistolario psicológico.