viernes, 30 de septiembre de 2016

Comer en Colores o el Arte de la Salud




“Cocinar es más que un oficio, es vida, energía y un punto de locura que nos hace felices.
y no hay mayor satisfacción que repartir felicidad”.

Montse Estruch, Chef de Cocina

*****


Comenzamos un tema que nos apasiona y en que he dedicado la mayor parte de mi vida; la alimentación.

Dentro de la disciplina arte terapéutica, el tema culinario se encuentra en sus más remotos principios, sin embargo es un tema crucial dentro de las disciplinas sanadoras ya que afronta directamente trastornos psicosomáticos derivados de una deficiente cultura alimentaria relacionados con la imagen y el cuerpo.

Poco a poco iré llenando de contenido estas páginas con el fin de propagar una manera saludable de conocer el primer recurso vital, junto con el acto de respirar, del que se nutre nuestro organismo y por supuesto que también nuestra mente.



La Cromodieta es aplicada sobre todo en talleres infantiles por los arteterapeutas con la finalidad de hacer llegar, de una manera diferente, al público infantil las propiedades de las verduras y de la totalidad de los nutrientes naturales.

Los colores más presentes en frutas y verduras son los rojos, blancos, amarillos o anaranjados, los azules o violetas y los verdes.

Las investigaciones sobre nutrición indican que los coloridos de estos vegetales contienen vitaminas y minerales esenciales, así como fibra dietaria y fitoquímicos que el organismo necesita para promover la salud, y las personas se sientan bien.





Los Rojos

Este color está en muchos de los frutos y verduras como el pimentón, las cerezas y el tomate, entre otros. Al añadir los colores rojos a la alimentación diaria, también se está incorporando un fuerte antioxidante llamado licopeno. Se ha comprobado que las dietas ricas en licopeno contribuyen a combatir las enfermedades cardíacas y algunas formas de cáncer.

Los tomates, la sandía y los pomelos rojos o rosados lo contienen. 




Rojo es el color de los alimentos que ayuda a mantener la salud cardiovascular y disminuye el riesgo algunos tipos de cáncer. Y rojos son cerezas, fresas, sandía, granada, tomate, pimiento o rábano.

Los Verdes





Los vegetales verdes no solamente lucen espectaculares y tienen muy buen sabor, sino que son ricos en fotoquímicos, que ayudan a mantenerse saludable. Por ejemplo, la luteína y la sea xantina de la familia de los carotenoides, que se encuentran en la espinaca, la col rizada, el brócoli, entre otros vegetales, tienen propiedades antioxidantes y en la actualidad son objeto de estudio, pues se piensa que protegen los ojos al mantener la retina fuerte. También son objeto de investigación los vegetales crucíferos, como el repollo, las coles de Bruselas, la col rizada y el nabo, a fin de determinar si pueden reducir el riesgo de tumores cancerígenos. Los vegetales verdes también están cargados de vitaminas (folato) y minerales esenciales y fibra.




El verde es el que predomina en la dieta española. Y verdes son, entre otros, acelgas, alcachofas, brécol, lechuga o guisantes; aguacate o kiwi. En este grupo encontramos antioxidantes, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico.

Los Anaranjados y Amarillos



El anaranjado, el color del sol resplandeciente, no debe faltar en la alimentación diaria. Las frutas y los vegetales anaranjados, como mangos, zanahorias y duraznos, contienen betacaroteno. Este carotinoide es un antioxidante natural que se está estudiando por el papel que desempeña en el mejoramiento del sistema inmunológico. Además de considerarse que tienen fuertes propiedades protectoras de la salud, el grupo anaranjado de vegetales y frutas es rico en vitamina C. El folato, que en la mayoría de los casos se consigue en los vegetales de hojas verdes, también se encuentra en las frutas y los vegetales de color naranja. El folato es una vitamina B que puede ayudar a prevenir algunos defectos congénitos y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Con una composición química tan buena, el grupo de las frutas y los vegetales color naranja no debe faltar en la dieta.

Naranja (y también amarillento) es el color de calabazas y zanahorias, de melocotones, naranja, níspero, limón y piña. Aportan Betacaroteno, vitamina A y C, entre otros nutrientes. Ayudan a tener una las defensas altas, buena visión y la piel sana.

Las frutas y los vegetales de color amarillo brillante ofrecen beneficios iguales a los del grupo color naranja: alto contenido en vitaminas esenciales y carotenoides. La piña, por ejemplo, es rica en vitamina C, manganeso y la enzima natural bromelaína. De la misma manera, las peras y el maíz son ricos en fibra. Las frutas y los vegetales de color amarillo pertenecen a muchas familias diferentes, pero todos comparten propiedades ricas al gusto y beneficiosas para la salud.

Los Azules y Violetas





Los colores azul y violeta como la berenjena, higos, ciruelas, no solamente llenan el plato de bellos matices y exquisito sabor, sino que lo complementan con flavonoides, fitoquímicos y antioxidantes, todos elementos que mejoran la salud. Las antocianinas, de la familia de los fitoquímicos, son los pigmentos que dan el color azul a ciertas frutas y vegetales. Se está estudiando el papel que desempeñan en la defensa del organismo contra peligrosos carcinógenos. 

Los arándanos azules en particular son ricos en vitamina C y ácido fólico y tienen un alto contenido de fibra y potasio.

Violeta también es el color de la salud comestible. Disminuye el riesgo de algunos tipos de cáncer, combate el envejecimiento y preserva la memoria. Y encontramos estas propiedades en arándanos, ciruela, higo, berenjena, lombarda y remolacha.


jueves, 15 de septiembre de 2016

La Fotografía Psicológica; El Álbum Familiar



Foto de Brassai
George Bernard Shaw


"De mis ancestros conservo los ojos celestes, el cerebro estrecho y la imprudencia de la lucha."

Arthur Rimbaud


Judy Weiser, En su ya clasico libro “Phototherapy Techniques” hace una amplia descripción de las principales técnicas utilizadas y señala que las fotos personales y los álbumes familiares son metáforas visuales de una experiencia; añade que son una ventana al inconsciente y ayuda a las personas a comprenderse más a si mismas.

Utiliza las fotografias como técnica de indagación para desbloquear a las familias, traer recuerdos de situaciones olvidadas, o bien observar su estructura,los roles, la comunicación y las relaciones e investigar aspectos trigeneracionales.


La Foto es de Bresson.
Henri Cartier

Weiser parte de un enfoque fenomenológico donde las fotografías por si mismas han capturado un momento de realidad en el tiempo y el espacio, pero no son la realidad, son la representación de ella.. Cada uno de nosotros puede llevar consigo de una manera inconsciente esa representación que pueden en un momento dado activarse sea porque se vuelven a ver tiempo después o porque se usan como estímulos en este trabajo.

Cuando se usan individualmente, se activa el mecanismo proyectivo de cada persona a través de procesos de memoria asociativa y de recuerdos del pasado que operan en el presente.


Willy Ronny

La Fotobiografía es una guía para que cada uno pueda reencontrarse con su pasado, aprender a leer el lenguaje de las emociones en los cuerpos retratados y ponerle voz a los silencios y a la ausencia de imágenes en determinados períodos de la vida. Nos ayuda a comprender y comprendernos, y a ponernos en paz con nosotros, nuestro entorno y nuestras relaciones.

En Arteterapia se trabaja sobre la producción de imágenes inconscientes. Es una tarea de asociación de imágenes, tarea prioritaria sobre el uso de la palabra. Ya nos decía Freud que las imágenes se hayan más cerca del inconsciente que la palabra. Y si es así no nos cabe más que pensar que las imágenes pueden expresar y representar aquello que va más allá, eludiendo el pensamiento o razonamiento directo.

Todos guardamos viejas fotos en algún lugar de casa. Las mantenemos en la retina de nuestros ojos como parte inseparables de nosotros mismos, colgadas en la pared como testimonio del paso del tiempo. Sobre el aparador, mesita de noche o de trabajo; son puros archivos de nuestro inconsciente personal, archivos íntimos de nuestro recorrido por la vida.

La prueba más irrefutable del recorrido de nuestra existencia, donde quedaron marcados esos momentos especiales vividos, personas que conocimos y lugares que transitamos ...



“Dichoso aquél que recuerda con agrado a sus antepasados, que gustosamente habla de sus acciones y de su grandeza y que serenamente se alegra viéndose al final de tan hermosa fila.”


Johann Wolfgang von Goethe


Los álbumes que revelan por lo general instantes amables, sigilosos, encantados y motivadores. Gente perdida, tiempo pasado, nostalgia infinita de los que nos quisieron y ofrecieron parte de su vida y que ya no están entre nosotros. 

Aún así, nuestro álbum, nos puede derogar sorpresas; ya que desde la perspectiva terapéutica nos hace emerger recuerdos, sensaciones, pesquisas, interrogantes en el análisis de la reconstrucción de la personalidad. Por donde se adivinan sentimientos, relaciones, secretos olvidados, traumas, amores, detalles que nos hicieron ser cuanto hoy somos.


“Un hogar es más que la suma de los elementos materiales que lo componen: es un almacén de recuerdos, un archivo, un guardián de todo lo que ha sucedido dentro de sus límites."

El álbum familiar es el mapa de nuestro tesoro íntimo, atrapamos el donde estuvimos, cuanto hicimos; una realidad de la que podemos incluso dudar hoy; nuestros propios mitos, genealogía, espontaneidad y anécdotas.

Según Kraus las fotografías sirven como iconos, tótem mágico que nos permite conectar con el pasado, sueños congelados en el simbolismo del sujeto, descubrir verdades de nuestro propio universo.



El Dr. Akeret en su Photoanalysis va más allá y alude como ayuda al álbum familiar para la interpretación de significados de gestos, posturas y expresiones inconscientes de la persona fotografiada. poses, miradas, conductas, maneras de comunicación no verbal.

Repasamos nuestra vida, la revisamos; hacemos consciente una evocación permanente y sellada de los sustratos de la memoria. Actualizamos, nos reconfortamos, desmenuzamos el paso, el tránsito del "Que Somos" y el "Como hemos llegados hasta aquí"; trozos inconclusos, navegantes de espacios y del tiempo; un puzzle que toma forma, proyecto y expresión.


lunes, 12 de septiembre de 2016

La Puerta del Oráculo


Hace años hice un viaje largo por el interior de la península, cuyo final me llevó al monasterio de Santo Toribio de Liébana en Cantabria; motivado por unas láminas que se habían cruzado en mi camino. Los dibujos me impresionaron y removieron algo dentro de mí, revelando un sentimiento muy especial.

Todo comenzó en otro monasterio en el que pasé varios días; Santo Domingo de Silos en la provincia de Burgos, allí en su claustro observé unos relieves en los cuales unas imágenes representaban escenas de la pasión de Jesucristo, Esas imágenes mostraban una perspectiva y linealidad diferente a cuanto había visto. A pesar de ser una talla antiquísima trasladaba cierta contemporaneidad; un código que se había mantenido vigente cientos de años. Esas pupilas exageradamente abiertas y su sentido del ritmo me trasladaban a un lenguaje distinto. Las observé una y otra vez en silencio; llegando a la conclusión de que el escultor quería mostrar algo más de lo que aparentaba ser una simple representación de la pasión. Las siluetas, las simetrías, el equilibrio que emanaba del conjunto; sus ángulos y la increíble proporción que había utilizado el autor, desmontó la estructura sobre la cual había sostenido mi fe espiritual, y que por aquella época se hallaba más cerca de oriente. 

Paralelamente, en la pequeña tienda del monasterio descubrí unas láminas que me conmovieron nuevamente; descubriendo los Beatos que son códices o manuscritos; interpretaciones del libro del Apocalipsis. Cuyos primeros ejemplares se remontan al año 700. 

Extasiado por el descubrimiento proseguí mi viaje buscando reproducciones de los beatos  como si algo mágico tirara de mí. Burgo de Osma, San Millan de la Cogolla, San Pedro de Ardanza, el Escorial, la Huelgas ... un largo camino que tuvo su término en el valle del Liébana, a la búsqueda del primero; ese mozárabe que interpretó el final de los tiempos. .

Desde entonces no han dejado de fascinarme estos dibujos, llegando a la conclusión que son una especie de Tarot cuyas representaciones muestran algo mucho más profundo de lo que aparentemente parece ser. Con esta obra que actualmente se expone en Carmona "sello" mi nuevo mi vuelta a ese mundo fascinante de escribientes, copistas y místicos medievales.


El Misterio de los Siete Sellos.


El primer sello: un Caballo Blanco

En Apocalipsis 6:2, el apóstol Juan describe el primer sello como “un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer”.

El segundo sello: un Caballo Rojo

Al abrirse el segundo sello, Juan observa “otro caballo rojo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada” (Apocalipsis 6:4).

El tercer sello: un Caballo Negro

En Apocalipsis 6:5-6, el apóstol describe el tercer sello diciendo: “miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino”.


El cuarto sello: un Caballo Amarillo

Por último, Juan describe el cuarto jinete en Apocalipsis 6:8: “Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”.

El quinto sello: Tribulación

“Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos” (Apocalipsis 6:9-11).


El sexto sello: Las Señales Cósmicas

Luego, al abrirse el sexto sello, Juan presenció “un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar” (Apocalipsis 6:12-14).



El séptimo sello: la ira y misericordia de Dios

La descripción del séptimo sello, que a su vez se compone de siete trompetas, comienza en Apocalipsis 8. Conocido también como “el Día del Señor”, este sello es el tema principal del libro del Apocalipsis. Representa tanto “la ira del Cordero” (Apocalipsis 6:16), que Cristo dejará caer sobre la humanidad por haber desobedecido la ley de Dios, como la misericordia de Dios, que el Padre mostrará enviando a su Hijo para establecer el Reino de Dios en la tierra.

Pero antes de que el séptimo sello sea abierto, Dios sellará a un grupo de 144.000 personas, que representan a las 12 tribus de Israel, y a otra “gran multitud” (Apocalipsis 7:3-4, 9).

Al abrirse el séptimo sello, las siete trompetas—que representan los castigos de Dios para la humanidad—se prepararán para sonar (Apocalipsis 8:6). Y, como leemos en Apocalipsis 9:6, cuando suene la quinta trompeta, el castigo ya habrá sido tan severo que “los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos”. De hecho, un tercio de la humanidad morirá durante la trompeta siguiente (v. 18).



viernes, 2 de septiembre de 2016

El Darse Cuenta y la Flecha Envenenada



Foto R. Reina Martel


"Dicen que la atención es domar y enriquecer la conciencia de SER a través del proceso de vivir."

Castaneda

*****
“Darse cuenta” es la esencia de la terapia Gestalt, Claudio Naranjo utiliza el término “percatarse”. 
El darse cuenta es lo más valioso; ver que uno estaba equivocado y cambiar de rumbo.

El Darse Cuenta es más difuso que la atención, implica una percepción relajada (en lugar de una percepción tensa) y es llevada a efecto por la persona, decía Perls.


Foto Mishima Gourdin

"El fin del sufrimiento es la la comprensión de "lo que es".
Krishnamurti

La Gestalt concibe el Darse Cuenta como el proceso de restauración de la salud, entendiendo que la neurosis es un oscurecimiento con la capacidad de percibir (a si mismo y al mundo) 

El Darme Cuenta es el proceso que me lleva a comprender la diferencia de mí con el otro y/o los otros; es aprender a tener contacto; tener un contacto sano con aquello o aquellos que me van a satisfacer mis necesidades (con una total responsabilidad de mi parte, es aprender a estar en un continuo de conciencia). 

Es reconocer que me pertenece a mí y que no es mío. Es, aprender a hacer contacto y aprender a retirarme. Lo que se denomina en Gestalt; "Dejar que el río fluya."


Foto R. Reina Martel


El Awarness o Darse Cuenta cubre por así decirlo tres estratos o capas; el darse cuenta de sí mismo,
el darse cuenta del mundo y el darse cuenta de lo que está en medio (la zona intermedia de la fantasía), que impide que la persona esté en contacto consigo y con el mundo.

El darse cuenta del sí mismo o de la zona interna

Comprende todas aquellas 
sensaciones, emociones y sentimientos que suceden dentro de nosotros, en nuestro organismo. Nos permite 
ponernos en contacto con nosotros mismos.

El darse cuenta del mundo o de la zona externa.


Nos permite ponernos en contacto con los objetos y acontecimientos del 
mundo que nos rodea, de todo aquello que está fuera y de lo que ocurre más allá
 de nuestra piel. Tiene relación con el contacto sensorial.


Foto R. Reina Martel

El darse cuenta de la fantasía o zona intermedia.


Incluye toda la actividad 
mental que va más allá de lo que sucede en el presente (recuerdos, fantasías, pensamientos,…). Nos permite ponernos en
contacto con nuestras fantasía



Dibujo; Caspar David Friedrich

Tradicionalmente se considera esta zona (Fantasía) como el lugar privilegiado de la neurosis; aquí residen los perjuicios, fobias, paranoias, distorsiones en general de lo que llega de fuera o de dentro; sin embargo, habría que entender que es su exceso. Es decir, en qué medida soslaya y sustituye la conciencia de las zonas interna y externa.

Claudio Naranjo manifiesta que el Darse Cuenta es multidimensional ; en cada instante  podemos atender  a innumerables experiencias (sonidos, imágenes, emociones...) y cualquiera de ellas puede guiarnos y conducirnos en una dirección particular.




Trabajo en Taller de Arteterapia

"Debo cuidar y vigilar mi conciencia. 
aparte del cultivo de la atención.
¿Qué valor tienen las demás prácticas?


Santideva



La Parábola de la Flecha Envenenada




Esta es la historia de un hombre cayó herido por una flecha envenenada.

 Sus amigos corrieron rápidamente en su auxilio, llamando a un médico para que le cure, y él se negó en rotundo diciendo: 

"No consentiré que me arranquen la flecha hasta saber por qué clase de hombre he sido herido, si es de la casta de los guerreros o si en un braman, o un agricultor o si pertenece a una casta inferior, si cabe". 

"No dejaré que me arranquen esta flecha hasta saber de qué nombre o familia es el individuo... o si es alto, bajo o de mediana estatura... si es negro, moreno o amarillo... o si viene de esta o de aquella aldea, ciudad o pueblo... o hasta que sepa si el arco con que me hirió, o hasta que sepa si la cuerda del arco estaba hecha de celidonia o de fibra de bambú o de tendón o cáñamo o de gomero, o hasta que sepa si el astil estaba hecho de una planta silvestre o cultivada... o si estaba emplumado con plumas de ala de buitre o de garza o de halcón o de gallo... o si estaba asegurada con tendón de toro o de búfalo o de ciervo o de mono... o hasta que sepa si era una flecha ordinaria o una flecha tajadora o una flecha de hierro o de diente de ternera". 

Ese hombre obviamente murió, el veneno le alcanzó el corazón antes de tener la posibilidad de averiguar tantas cosas.


¿Dónde puso su atención?


Budha



"Enfermedad significa todo cuanto hemos perdido con la capacidad del darnos cuenta".

Annie Chreveux