viernes, 12 de agosto de 2016

Notas sobre el Proceso Creativo




"La prueba de que ya sé qué quiero poner en mi obra, y qué esfuerzos debo realizar aunque tenga que hundirme, es que tengo una fe absoluta en el arte."

La Noche Estrellada
Vincent Van Gogh


Los psicólogos denominan “fijación funcional” a la trampa rutinaria que nos mantiene percibiendo y viendo la manera obvia de solucionar un problema: La misma repetición y comodidad  desde la que nos mantiene procesando y pensamos siempre lo mismo.



"Estudia, aprende, pero guarda un poco de ingenuidad. 

Tiene que estar dentro de ti, como el deseo de beber del borracho o el amor en el amante"


La Peruche et la Sirene
Matisse


Otra manera que impide absorber información nueva es la autocensura, esa critica voz interior que confina nuestro espíritu creativo dentro de los límites de lo que juzgamos aceptable.

La frustración surge en el momento en que la mente analítica, racional, en busca de una solución, alcanza el límite de sus habilidades.

En el inconsciente no existen juicios  de auto censura, allí las ideas son libres de recombinarse con otras de esquemas nuevos y asociaciones impredecibles, en una suerte de promiscua fluidez.



"El artista debe ser ciego frente a la forma reconocida o no, del mismo modo que debe ser sordo a las enseñanzas y los deseos de su tiempo"

Composición IV
Kandinsky

Nuestra intuición se alimenta directamente del vasto archivo de información, que es un libro abierto para el inconsciente, pero hasta cierto punto cerrado para el consciente.
De hecho, ciertos estudios experimentales han comprobado que, en general, las primeras corazonadas de las personas forman la base de las mejores decisiones que aquellas tomadas tras un análisis racional de los factores en pro y en contra.

La habilidad de ver cosas de una manera nueva es de vital importancia para el proceso creativo; radica en las ganas de cuestionar cualquier supuesto.

Cuando la actividad está en su apogeo, se puede experimentar esto que los atletas y actores llaman; el momento blanco.

Este momento blanco es lo que los psicólogos llaman; “El Fluir”

En el estado de fluir, las personas se hallan en su punto más alto. Puede darse en cualquier ámbito de actividad: mientras se pinta, mientras se juega al ajedrez, se hace el amor; en cualquier momento. El único requisito es que tus habilidades se adecuen tan perfectamente a las exigencias del momento que desaparezca toda inhibición.




"Creativo no es el que imagina, sino el que hace imaginar”

Frida Khalo




No hay comentarios:

Publicar un comentario